Falsos Techos

falsos techos en madrid

Reformas en Madrid se especializa en la construcción de falsos techos en distintos materiales que logran una completa adecuación a las necesidades del cliente. Nuestros expertos profesionales podrán asesorarle para que encuentre la mejor solución posible. Los materiales disponibles para la realización de falsos techos son los siguientes:

 Falso Techo de Pladur

 El Pladur es un sencillo material compuesto de cartón y yeso que es de uso común en la construcción de falsos techos, ya que permite obtener resultados óptimos en un corto espacio de tiempo, ofreciendo soluciones a problemas de construcción que podían parecer insalvables. En un falso techo de Pladur podemos colocar aislamientos, instalaciones eléctricas o sistemas de ventilación personalizados.

 Falso Techo de Aluminio

 El aluminio, tanto natural como lacado, es un material muy empleado en falsos techos para baños y cocinas, en buena parte debido a que aporta claridad y sensación de amplitud permitiendo colocar todo tipo de iluminación. Además, sus necesidades de mantenimiento son mínimas y se limpia con mucha facilidad, ya que ofrece una enorme resistencia a la humedad y la grasa. Gracias al tipo de ensamblaje que se emplea en este sistema conseguimos evitar que aparezcan grietas o tener que volver a pintar cada cierto tiempo, lo cual es garantía de durabilidad.

 Falso Techo de Chapa

 La chapa prensada es un material muy ligero que permite una colocación muy rápida y una gran versatilidad en cuanto a usos decorativos y de diseño. Un falso techo continuo de chapa se construye con perfiles de chapa de acero galvanizado junto con dos placas de yeso laminado que se atornillan en la zona exterior y una lámina de material viscoelástico de alta densidad adherente colocada entre ambas placas. Sobre las placas se incorpora una capa de lana de vidrio como absorbente acústico.

 Falso Techo de Escayola

 La escayola que se usa en la construcción de falsos techos se obtiene a partir del yeso natural, un tipo de yeso de grano fino y alta calidad, con un nivel de pureza superior al 90%. Este tipo de techo es muy usado en la decoración de las casas por su aspecto elegante y estiloso. Solo unos profesionales expertos como los que forman nuestro equipo tienen la habilidad y los conocimientos técnicos necesarios para conseguir un falso techo de escayola con un acabado perfecto y una buena durabilidad.

 Falso Techo de Fibra

 El material que se emplea en este caso es una placa de fibra mineral que se apoya en una estructura metálica a la vista o parcialmente oculta. La diversidad de variedades del producto hace que sus características y propiedades sean también diversas en cuanto a absorción de ruidos, resistencia a la humedad o reflexión lumínica. Actualmente se emplea sobre todo en los falsos techos de tipo panel, ya que la resistencia de los componentes proporciona una gran seguridad y la instalación es muy sencilla.

 Un falso techo con placas de fibra nos permite un suave acabado que puede ofrecer en su calidad más alta una excelente resistencia a la humedad (95% RH), un alto rendimiento acústico, un gran aislamiento térmico y unas buenas cualidades ignífugas e higiénicas que se adecúan a las exigencias de la construcción actual.

 Falso Techo de Madera

 La madera es un material ideal para ambientes fríos por su calidez, y se está abriendo un hueco cada vez más importante en la construcción de falsos techos. Son también muy usadas las imitaciones de madera con aspecto de roble, caoba o haya, siendo esta una opción más ligera y asequible. Así pueden instalarse planchas, molduras decorativas o placas sostenidas normalmente por una estructura metálica. En el caso de los falsos techos de madera natural suele usarse un pegamento especial y ganchos como soporte de las planchas, y es posible instalar paneles anti-humedad para proteger la madera. Cobran también especial importancia en este tipo de material los tratamiento contra el fuego, los insectos y las inclemencias del tiempo.

 Falso Techo de Policarbonato

 El policarbonato es un plástico ligero, duro, resistente y muy duradero que puede moldearse con facilidad y ser teñido en una gran variedad de colores, lo que nos permite infinitas posibilidades de diseño para la creación de distintos ambientes. También puede moldearse formando planchas completamente transparentes, una opción muy interesante si tenemos en cuenta que es un material 200 veces más resistente que el cristal. El policarbonato puede ser instalado sobre una amplia gama de superficies tales como el aluminio, la madera o el metal, entre otras.

 Sus principales ventajas son su estabilidad, durabilidad, capacidad de aislamiento térmico y de transmisión lumínica, resistencia al fuego y versatilidad de uso.

 Existen cuatro tipos distintos de policarbonato: compacto liso, policarbonato celular, policarbonato acanalado y policarbonato 5V con greca.

 El compacto liso suele emplearse para sustituir cristales y fabricar espejos, aunque también se usa en piezas para teléfonos móviles, ordenadores, productos electrónicos, coches o equipamientos deportivos.

 El policarbonato celular se usa para el revestimiento de muros y cubiertas en terrazas, piscinas, soláriums, zonas industriales, edificios públicos, etc.

 El policarbonato acanalado es de uso común en el sector industrial para efectuar el techado de invernaderos, terrazas, claraboyas, pérgolas, pasos cubiertos y muchas otras estructuras. Su uso está muy extendido al ser 20 veces más resistente que la fibra de vidrio y de fácil instalación.

 Por último, el policarbonato 5V y greca suele tener el mismo uso que el acanalado, pero en este caso puede combinarse con planchas de zinc.

 Si está pensando en instalar falsos techos en Madrid, no lo dude y póngase en contacto con nosotros. Le asesoraremos en lo que necesite y podrá solicitar un presupuestos detallado totalmente gratis y sin compromiso.

falsos techos madrid